miércoles, 23 de febrero de 2011

Fábricas y viviendas obreras en el primer Xixón industrial







«En este libro donde hablamos de trabajar en fábricas y vivir en tugurios nos acercamos a una ciudad como Xixón, que desde mediados del siglo antepasado decidió apostar por la industria, por el comercio y por las comunicaciones como un futuro seguro». Luis Miguel Piñera -historiador, escritor y colaborador habitual de LA NUEVA ESPAÑA- define con esta sencillez el argumento y objetivo de su última publicación, «Fábricas y viviendas obreras en el primer Xixón industrial», que se presenta formalmente este viernes por la tarde en el Museo del Ferrocarril. Esta obra es la cuarta entrega que llega a las librerías de su participación en el «Programa de recuperación de la memoria social de Xixón, siglos XIX y XX» tras «Posguerra incivil. Vencidos y vencedores en Gijón entre 1937 y 1940», «Jóvenes de izquierda en Gijón. Guerra civil y años 1960-1980» y «Raros, disidentes y heterodoxos. Personajes de Xixón entre 1850 y 1950». Piñera es también el responsable de «L'Alcordanza de la Memoria», un boletín que cada dos meses trae al presente historias e imágenes del Gijón de otros siglos.

El eje central de la misión de Piñera en todas estas publicaciones es convertir en protagonistas de la historia a quienes nunca lo han sido. «Hablamos de memoria social, de historia social, de la historia de los más desfavorecidos, de los que nunca pasan a los libros de historia», sentencia el autor, que comparte las páginas de su última obra con una introducción firmada por Jesús Montes Estrada, como concejal de Memoria Social del gobierno local, y el prólogo de Ramón Alvargonzález Rodríguez, catedrático de Análisis Geográfico Regional de la Universidad de Oviedo.

Es Alvargonzález el primero en recordar en este libro cómo «la función industrial de Gijón se había consolidado en la segunda mitad del siglo XIX tras haberse convertido el puerto, tras el trazado de la carretera carbonera y el ferrocarril de Langreo, en el punto de embarque del carbón de la cuenca minera hullera central». Un Musel que también hoy busca ser el motor económico de la ciudad tras su ampliación, aunque sin pensar en los embarques de carbón porque el Gijón del siglo XXI se ha despedido de las industrias tradicionales -desde la propia Mina La Camocha a los astilleros del oeste de la bahía- para intentar remontar la crisis desde el I+D+i de las firmas que se concentran en el Parque Científico y Tecnológico y sus enclaves dentro de la «milla del conocimiento».

Es sintomático que la primera fábrica de Gijón, la de Tabacos, fundada en 1823 en Cimavilla y ubicada desde 1837 en el edificio del antiguo convento desamortizado del barrio alto, aspire ahora a ser el Museo de Gijón. Tras la Fábrica de Tabacos, enumera Piñera en su libro la fábrica de vidrios La Industria (1844) en Begoña, la Fundición de Cifuentes, Stoldz y Compañía en El Natahoyo (1855), la fábrica de sidra de Zarracina en El Tejedor (1857), la fundición de Hulton y Compañía en El Llano (1859) y la maderera de Demetrio Castrillón (1875) en la zona de la actual playa de Poniente. Pero estas empresas conforman sólo el principio del trabajo de recopilación de decenas de firmas que realiza Luis Miguel Piñera, quien centra parte de su mirada en la zona oeste porque, como bien dice, «los términos Natahoyo, La Calzada e industria están indisolublemente unidos dentro de la historia de Xixón».

El repaso a las industrias de cada barrio sirve además como nexo de unión con la segunda parte del libro de Luis Miguel Piñera, donde se analizan los distintos espacios de vida de los obreros gijoneses. Tanto la ciudadela de Celestino Solar, convertida desde hace años en un museo al aire libre para que las nuevas generaciones sepan cómo vivían sus padres y abuelos obreros, como el callejón de La Calzada, el barrio de El Frontón, las casas del Prau de don Gaspar, el patio de Carvajal, les casines de la Teyerona o la colonia la Santina, por poner sólo unos ejemplos. Como explica Piñera, se trata de barriadas donde «el agua era un lujo y siempre situadas cerca de las fábricas, porque para el patrono era fundamental que el trayecto entre casa y fábrica fuese lo más corto posible».


Luis Miguel Piñera Entrialgo nació en Gijón en 1951 y a esa ciudad ha vinculado su trayectoria vital y su labor profesional con estudios minuciosos de los distintos aspectos de la vida cotidiana de Gijón.

Sus publicaciones:
Ciudadelas, patios, callejones y otras formas similares de vida obrera en Gijón (1860-1960)

El Ateneo de La Calzada.

Las calles de Gijón:historia de sus nombres.

Posguerra incivil:vencidos y vencedores en Gijón entre 1937 y 1940.

Cimadevilla recuperada:atlas playu. Luis Miguel Piñera, Luis Rivera de la Cuesta.

Las juventudes socialistas unificadas en Gijón: (octubre de 1936-octubre de 1937) Héctor Blanco González, Luis Miguel Piñera.


Los barrios del sur: historia de Roces, Contrueces, Montevil, Santa Bárbara, Pumarín, Polígono de Pumarín, Nuevo Gijón, Perchera y la Braña. Luis Miguel Piñera, Francisco Javier Granda Álvarez.

El arenal de San Lorenzo: historia del ensanche de La Arena.

Gijón, misses, muertos, raros y otras historias.


Pop playu: los conjuntos músico-vocales en Gijón en la década de 1960.

Nuevos nombres en el viario gijonés (1999-2002).


Crónicas del polígono: historia del Polígono de Pumarín en Gijón.

Algunos célebres y heterodoxos gijoneses: en recuerdo de Dioni Viña, célebre y heterodoxo gijonés. Luis Miguel Piñera, Alfonso Peláez.

Álbum de honores de Gijón: (1866-2004).

Historias de El Llano. Luis Miguel Piñera, Francisco Javier Granda Álvarez.

Jóvenes de izquierda en Xixón: guerra civil y años 1960-1980.

La llamada del deporte: en los barrios del oeste Pablo González Pérez, Luis Miguel Piñera Entrialgo.

Raros, disidentes y heterodoxos. Personajes de Xixón entre 1850 y 1950

Memoria social

Piñera colabora desde hace años en el programa de recuperación de la memoria social de Xixón. Un trabajo en el que se inscriben sus libros «Posguerra incivil. Vencidos y vencedores en Gijón entre 1937 y 1940», «Jóvenes de izquierda en Gijón. Guerra Civil y años 1960-1980», «Raros, disidentes y heterodoxos. Personajes de Xixón entre 1850 y 1950» y este nuevo «Fábricas y viviendas obreras en el primer Xixón Industrial».

Otras colaboraciones

Además de autor de libros, Piñera es colaborador habitual de LA NUEVA ESPAÑA, ha comisariado varias exposiciones sobre la historia de los barrios de Gijón y es un gran conocedor del asociacionismo gijonés.

http://www.lne.es/gijon/2011/02/23/trabajar-fabricas/1037189.html





2 comentarios: