viernes, 15 de febrero de 2013

Tres años de Gijón en el Recuerdo.



Hola a tod@s, quien me lo iba a decir que lo que empezó como una distracción para ayudarme en una convalecencia larga por un par de operaciones de menisco, se iba a convertir en algo más. El camino que empecé a recorrer hace hoy tres años con la intención de compartir con los gijoneses ( no pensè que le pudiera interesar a nadie  que no fuera de aquí )  parte de los archivos de mi modesta colección, postales, libros y documentos fuera a tener tanto alcance; digo alcance por que para mí tener más de 100 seguidores del blog y haber pasado de 100.00 visitas es algo que ni en sueños podría imaginar. Gracias a los seguidores y visitantes de Gijón en el recuerdo.
Más de una vez he comentado lo nulo que soy a la hora de escribir, no es lo mio, que le vamos a hacer por eso he tratado de acompañar las imágenes con textos de personas que sí saben hacerlo, periodistas y escritores que mediante sus libros y sus artículos se han encargado de tal cometido haciendo más ameno e instructivo el visionado del blog.
Mi trabajo a sido buscar esos textos y esas imágenes en los libros, los periódicos y las hemerotecas digitales, que en  mi defensa digo , para  el que piense que es fácil, le animo a que pruebe. 
El año pasado dí un paso más y abrí una página en Facebook con la idea de dar a conocer el blog en las redes sociales, y la verdad  estoy contento con el resultado, son muchos los  que participan aportando su granito de arena subiendo imágenes del Gijón pasado, gracias a todos desde aquí.
Pero quizás y sin desmerecer todo lo demás, lo que más me prestó, fue la llamada del diario El Comercio para formar parte de los blog destacados de su blogoteca. Gracias a Pablo y a Marcelino por ello.
Mi agradecimiento también  a Héctor Blanco por estar siempre ahí resolviendo mis dudas. 

Pero sería injusto cerrar este apartado de agradecimientos si no hiciera una mención especial a María, mi amor, mi compañera, testigo paciente  de las muchas horas que paso delante del ordenador, a la que de vez en cuando se le escapa algún reproche cariñosu
 ¨Ala Oh, deja eso ya, que vas quedar ciegu¨.


Para celebrar este tercer aniversario, quiero compartir con tod@s unas hermosas láminas que pertenecen al libro Viaje de SS. MM. y AA. por Castilla, León, Asturias y Galicia verificado en el verano de 1858 escrito por Juan de Dios de la Rada y Delgado (1827-1901) y publicado en 1860.
El libro pertenece a la Biblioteca Digital Hispánica donde lo podeis consultar.







Cuando poses tus ojos sobre las páginas de este tercer libro sobre el viejo Gijón, piensa el orgullo que sentirían tus antepasados de haber sabido crear, para tí y tus descendientes, uno de los pueblos más hermosos y acogedores de esta bellísima Asturias.
 Victor Labrada autor del libro Gijón en el Recuerdo





8 comentarios:

  1. Por supuesto que no es fácil la labor de buscar información y realizar un trabajo tan completo, entretenido e instructivo como el tuyo. Te animo a seguir muchos años más con este blog, el cual es un modelo a seguir. Las más sinceras felicitaciones de un malagueño con raíces asturianas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Pedro, espero seguir con esto.

      Eliminar
  2. Todo trabajo de investigación, por mucho que nos guste el tema, es muy laborioso y costoso. Tu blog es una maravilla y debemos estarte agradecidos por la labor que desarrollas tanto aquí como en facebook. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis, a ver cuando coincidimos en el Dindurra y tomamos algo.

      Eliminar
  3. Enhorabuena por el blog Mou...¡hay que seguir con Gijón a cuestas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Luis, felicitaciones a tí tambien por tú blog.

      Eliminar
  4. Te felicitamos por este gran trabajo y te animamos para que no pierdas la ilusión y sigas mucho tiempo con ello. ¡Y que nosotros podamos seguirte!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por la mención, Carús. Te felicito por tu gran trabajo. Gracias a gente como tú, con su trabajo desinteresado, mantienen viva la memoria de nuestra ciudad. Un abrazo.

    ResponderEliminar