jueves, 28 de febrero de 2013

Imágenes de la guerra año 1936.



La entrada de hoy trata de aportar un poco de luz a las imágenes encontradas en el paseo de Begoña en el verano del 36 y que en su día publicó el diario El Comercio, es una suposición que planteo en mi humilde opinión ya que ni soy historiador ni  entendido en la materia, pero bien podría haber sucedido así. 
Años despues de que llegaran a mi poder las fotos buscando por la hemeroteca de Gijón me encontré con este articulo en el periódico Avance, lo que me llevó a indagar en el Boletín oficial de la provincia de Oviedo, en busca del decreto al que se refería sobre la regulación y tenencia de aparatos fotográficos.
Viendo las imágenes a uno le hace sospechar la presencia de un ¨guaje¨ en cinco de ellas, posando, y digo sospechar por que se ve claramente que no es él el objetivo principal de las fotografías si no  mas bien el paisaje de desolación que se ve en  las mismas.
Quizás la persona que las sacó, no fuera ningún espía o sí. pero era conocedor del riesgo que corría al hacerlas y llegando al paseo de Begoña ante algún control que hubiera en el mismo optó por deshacerse de la cámara fotográfica en los jardines con la idea de volver más tarde a recuperarla. Pero la casualidad hizo que el amigo del señor que me las dió llegara antes y gracias a ello hoy las podeis ver en este blog.
Mi agradecimiento a Marcelino jefe de edición e internet del diario El Comercio por interesarse por las fotografías y a Héctor Blanco historiador por darles una fecha .






Boletín Oficial de la Provincia de Oviedo
Biblioteca Virtual de Prensa Histórica 5 de Enero de 1937.


Las imágenes de Gijón en la guerra civil encontradas en la calle.
Una coincidencia permite recuperar unas extraordinarias fotografías de la ciudad durante el conflicto
08.02.13 - 19:39 - ELCOMERCIO.es | GIJÓN

«Un día te voy a traer unos clichés que tengo en casa. Seguro que no tienes esas fotografías». Modesto Fernández, autor del blog Gijón en el recuerdo, que por entonces trabajaba en la Cafetería  México Lindo, quedó intrigado por el comentario de aquel cliente habitual que solía pedirle décimos de lotería antiguos y carteles de toros para su infatigable afán de coleccionista. Días después, el vecino de Cimadevilla que le había hecho la promesa apareció en el establecimiento con las imágenes. Una decena de fotografías en las que lugares perfectamente reconocibles de Gijón aparecen destrozados por los ataques de la artillería durante la Guerra Civil. El Coto, Ceares, la iglesia de San José, la plaza de toros... En muchas de ellas aparecía en primer plano un niño. «¿Y de quién son estas imágenes?», preguntó Modesto. Casi imposible de saber. Según le contó quien le entregó las fotos, la cámara había sido encontrada en el paseo de Begoña. «Un aparato pequeño», cuya marca ni siquiera recordaba. ¿Como fue a parar allí? Un misterio. Probablemente, el dueño se había desprendido de ella en un momento en el que la toma de fotografías estaba controlada por el Gobierno, que en pleno conflicto, otorgaba suma importancia a todas las imágenes que se hacían públicas. Como el autor, la presencia del niño constituía un enigma. Quizás era un familiar del fotógrafo o simplemente un truco para captar los edificios destrozados por las bombas. Quien la encontró había decidido conservar el carrete con las imágenes, tal vez pensando en su evidente valor histórico.
El historiador Héctor Blanco fechó las imágenes «entre finales de agosto y principios de septiembre de 1936». «Están muy vinculadas a los escenarios de la sublevación del Simancas y del cuartel del Coto, y por la ropa del niño todavía es verano. Con total seguridad tienen que ser posteriores al 21 de agosto, fecha de la toma del Simancas», asegura este experto, autor de numerosas publicaciones sobre la historia de Gijón.
Tras su datación, alguna de las imágenes llegó a formar parte de una exposición, incluso fueron atribuidas al histórico fotógrafo Constantino Suárez, autor de las imágenes probablemente más impactantes de Gijón durante la Guerra Civil. Pero no hay ninguna confirmación de lo que dejaría ser otra cosa que una hipótesis. La autoría de las imágenes que ahora conserva Modesto Fernández continúa siendo un misterio.
















viernes, 22 de febrero de 2013

Constantino Suárez Fernández 1899 - 1983

Un domingo a finales de los años ochenta en un puesto del rastro entre un ciento de postales , ví asomar la cabeza de la estatua de Jovellanos, por aquel entonces hacía poco que había empezado a coleccionar cosas sobre Gijón que mi economía me permitia algúnos libros y postales de una época no muy lejana ya que el producto era más bien caro. Tomé aquella fotografía junto con tres o cuatro postales más para hacer un poco de bulto y se las dí al vendedor y esperé su veredicto ¨trecientes pesetes¨ me soltó el individuo a lo que yo repliqué, no te doy más de veinte duros, quizá por ser ya tarde, y por no dejar pasar una venta accedió en dejarmelas en ciento veinticinco pesetes, quedando así el trato cerrado. El verdadero interés de la compra era la fotografía en blanco y negro, una imagen de la estatua de Jovellanos en la Plaza del 6 de agosto, dos niñas posando delante del jardicillo, un surtidor de gasolina, bancos alrededor, un carro al fondo, crios jugando, publicidad en los edificios; una hermosa fotografía de uno de los paisajes de mi infancia de épocas anterioreres ( viví 23 años en el edificio de Correos ). Ya en casa me fijé que estaba firmada por un tal Suárez y en la parte posterior figuraba el domicilio calle Langreo nº 7 Gijón, acompañado de un texto ¨Queda autorizada la publicación de esta fotografía siempre que se diga¨ (Foto SUAREZ). A pesar de hacer alguna averiguación sobre el autor de la fotografía, nadie me supo decir nada, solo un cliente de la cafetería México Lindo, establecimiento donde trabajaba por aquel entonces, se aventuró a decirme que quizás fuera de un fotógrafo de calle de los muchos que  hacían su trabajo por los parques gijoneses. Pasaron los años y en 1992 me enteré por la prensa que el Ayuntamiento de Gijón había comprado un archivo fotográfico a un anticuario cuyo fondo lo formaban más de 8.000 fotografías del Gijón de la preguerra, pero no fue hasta el año siguiente con la publicación del libro Gijón 1920 - 1935 en las fotografías de Suárez, edición de Ramón María Alvargonzalez con el patrocinio del Ayuntamiento de Gijón y de la Fundación Alvargonzalez, cuando por fín conocí a Constantino Suárez; el autor de la fotografía que había comprado en el rastro. Sin desmerecer a ningún fotografo siento una especial admiración por Constantino, admiración que queda reflejada en este blog con esta quinta entrada que le dedico en el 30 aniversario de su fallecimiento un 25 de Febrero de 1983. Han pasado 30 años de su muerte, dos libros publicados sobre su vida y trabajo, exposiciones, videos, material sonoro; un parque que lleva su nombre en el barrio de El Coto, libros que se van publicando donde no puede faltar alguna de sus fotografías. Ya era hora que Constantino ocupara el lugar que se merece en la historia de Gijón. Y ojalá no quede ahí.
 
Estatua de Jovellanos foto Suárez 1931

Estatua de Jovellanos año 1931

 foto Suárez reverso Estatua Jovellanos 1931

Reverso de la fotografía anterior.


Suarez corresponsal de Ahora

La revista Estampa publicaba el 15 del 11 de 1930 una imagen de los fotógrafos de la revista Ahora entre los que se encuentra Constantino Suárez.

El Comercio 20-08-2002

Diario El Comercio 20- 08- 2002

1 abril 2006 el comercio

Diario El Comercio 1- 04 -2006

El Comercio 10-06-2011

Diario El Comercio 10- 06- 2011


Folleto exposicion

Folleto exposición año 2002 - 2003

Folleto exposicion 2

Publicidad Constantino Suárez

SAM_0086

Imagen tomada en la exposición que hubo con motivo de la inauguración del Parque que lleva el nombre de Constantino en el barrio de El Coto


 Enviada por Familia Suárez


Las fotografías originales  que vienen a continuación  fueron enviadas a mi página de Facebook Gijón en el Recuerdo por un sobrino de Suárez, vaya desde aquí mi agradecimiento a Francisco Suárez Meana por compartirlas. 

El Molinón antes de la reforma años 20
El Molinón antes de la reforma años 20

Recoletas Constantino Suárez, 1964
Recoletas año 1964

suarez 1964
Fuente de Pelayo año 1964

Suarez 1965
Parque de Isabel la Católica año 1965

abril 1977 suarez

Por detrás escribe: "Después de 40 años de obligado silencio, el 30 de Abril de 1977 el Partido Comunista celebra en la Plaza de Toros de gijón su 1ª Mitin. Vista parcial del público que a él acudió"

Y para despedir este recuerdo sobre Constantino Suárez en el 30 aniversario de su fallecimiento os dejo un estupendo  documento sonoro realizado por Sensorimetica para la RPA.




Gracias al diario El Comercio y especialmente a Pablo Entrialgo por facilitarme los articulos publicados sobre Suárez.

viernes, 15 de febrero de 2013

Tres años de Gijón en el Recuerdo.



Hola a tod@s, quien me lo iba a decir que lo que empezó como una distracción para ayudarme en una convalecencia larga por un par de operaciones de menisco, se iba a convertir en algo más. El camino que empecé a recorrer hace hoy tres años con la intención de compartir con los gijoneses ( no pensè que le pudiera interesar a nadie  que no fuera de aquí )  parte de los archivos de mi modesta colección, postales, libros y documentos fuera a tener tanto alcance; digo alcance por que para mí tener más de 100 seguidores del blog y haber pasado de 100.00 visitas es algo que ni en sueños podría imaginar. Gracias a los seguidores y visitantes de Gijón en el recuerdo.
Más de una vez he comentado lo nulo que soy a la hora de escribir, no es lo mio, que le vamos a hacer por eso he tratado de acompañar las imágenes con textos de personas que sí saben hacerlo, periodistas y escritores que mediante sus libros y sus artículos se han encargado de tal cometido haciendo más ameno e instructivo el visionado del blog.
Mi trabajo a sido buscar esos textos y esas imágenes en los libros, los periódicos y las hemerotecas digitales, que en  mi defensa digo , para  el que piense que es fácil, le animo a que pruebe. 
El año pasado dí un paso más y abrí una página en Facebook con la idea de dar a conocer el blog en las redes sociales, y la verdad  estoy contento con el resultado, son muchos los  que participan aportando su granito de arena subiendo imágenes del Gijón pasado, gracias a todos desde aquí.
Pero quizás y sin desmerecer todo lo demás, lo que más me prestó, fue la llamada del diario El Comercio para formar parte de los blog destacados de su blogoteca. Gracias a Pablo y a Marcelino por ello.
Mi agradecimiento también  a Héctor Blanco por estar siempre ahí resolviendo mis dudas. 

Pero sería injusto cerrar este apartado de agradecimientos si no hiciera una mención especial a María, mi amor, mi compañera, testigo paciente  de las muchas horas que paso delante del ordenador, a la que de vez en cuando se le escapa algún reproche cariñosu
 ¨Ala Oh, deja eso ya, que vas quedar ciegu¨.


Para celebrar este tercer aniversario, quiero compartir con tod@s unas hermosas láminas que pertenecen al libro Viaje de SS. MM. y AA. por Castilla, León, Asturias y Galicia verificado en el verano de 1858 escrito por Juan de Dios de la Rada y Delgado (1827-1901) y publicado en 1860.
El libro pertenece a la Biblioteca Digital Hispánica donde lo podeis consultar.







Cuando poses tus ojos sobre las páginas de este tercer libro sobre el viejo Gijón, piensa el orgullo que sentirían tus antepasados de haber sabido crear, para tí y tus descendientes, uno de los pueblos más hermosos y acogedores de esta bellísima Asturias.
 Victor Labrada autor del libro Gijón en el Recuerdo





lunes, 4 de febrero de 2013

Gijón. La Primitiva Indiana


La fábrica en la Guía Ilustrada de Gijón año 1884. Nemesio Martinez Sienra



 Gijón Verano de 1888

Asturias. Album anunciador. Año 1893


Esta fábrica, propiedad de D. Narciso R. Estrada, se fundó en 1860 y es , por lo tanto, la más antigua de las que hoy existen en Gijón de su genero. Ocupa una considerable superficie en el hermoso paseo de Begoña.
Un buen motor vertical pone en movimiento el conjunto de máquinas operadoras que elaboran una gran cantidad de paquetes.
Además de los chocolates salen de sus almacenes, cafes, thes y azucares preparados.
Tienen trabajo en esta fábrica una treintena de operarios. Ha sido recompensada en varios certámenes industriales con numerosas medallas y diplomas.
Libro ¨Gijón y la exposición de 1899¨



Desde finales de 1888 hasta la apertura del nuevo centro en agosto de 1892, pasó a ser sede del Instituto de Jovellanos, por motivo de las obras de ampliación del mismo.
El alcalde D. Alejandro Alvargonzalez publicó un bando en el que se decìa:
Hago saber: que en cumplimiento de acuerdo adoptado por este Ilustre Ayuntamiento, se admiten proposiciones en esta alcaldía, por término de diez días, a todos los propietarios a quienes convenga alquilar un edificio en donde instalar el Instituto de Jovellanos durante las obras allí en ejecución, hallándose de manifiesto en la secretaría del Municipio las condiciones que ha de reunir el mencionado local y demás necesario para el contrato.
Gijón 9 de octubre de 1888.
Libro¨ El Instituto de Jovellanos¨Agustín Guzmán Sancho, José Gonzalo Sancho Florez.




Hubo dos ofertas decantándose el Ayuntamiento por la del señor Narciso Rodríguez Estrada, propietario de la fábrica de chocolates La Primitiva Indiana. Tenía una superficie de 398 metros y constaba de piso bajo, principal, segundo y buhardillas. Pidió una renta de 4.250 pesetas anuales, que rebajaría a 4.000.
Libro¨ El Instituto de Jovellanos¨. Agustín Guzmán Sancho, José Gonzalo Sancho Florez.




Hoy en día se conserva este edifício, como sede del Centro Asturiano de la Habana fundado en 1907, aunque recrecido con cinco alturas más. De hecho, para resaltar dicho recrecido, los pisos superiores se han pintado con un tono de verde más intenso. Solo hace falta contar las ventanas y los balcones para darse cuenta de que se trata del mismo edificio. Los cambios más significativos respecto al aspecto que tuvo mientras fue sede del Instituto son, aparte naturalmente del recrecido, el rasgado de las ventanas de la planta baja hasta el nivel de la calle y la consiguiente desaparición de las ventanas del semisótano.
La maqueta y el texto del libro ¨Las sedes del Instituto de Jovellanos¨. Manuel Santiago López Rodríguez.



No encuentro datos sobre si siguió con su actividad chocolatera compartiendo espacio con el Instituto, o si por el contrario se trasladó a la nueva ubicación en el Llano donde permaneció hasta el final de sus días.



La fábrica de chocolates La Primitiva Indiana, durante su derribo.(archivo Municipal de Gijón, colección Padre Patac). Del libro ´Historias del Llano¨. Luis Miguel Piñera Entrialgo, Francisco Javier Granda Álvarez.


Publicidad de la Primitiva Indiana encontrada en internet












Chocolates La Primitiva Indiana. (Realizado por Alfonso Iglesias)

Sus colecciones de cromos tuvieron gran aceptación entre los más pequeños de la casa, hoy se han convertido en apreciados objetos para los coleccionistas.




La verdad eran una maravilla aquellos cromos troquelados.




Os recuerdo que este blog está abierto a la participación de todos, si alguien quiere aportar alguna cosa más sobre la fábrica, agradecido y encantado.